miércoles, 26 de julio de 2017

Marihuana, el fin de la cultura y otras "yerbas"

Estimados, comparto la charla con el periodista Nacho Álvarez, en su programa Las cosas en su sitio (radio Sarandí, 690 AM), respecto de la legalización de la marihuana -particularmente sobre la incidencia simbólica en el campo adolescente y la cuestión educativa que compete a la cuestión-, abordando en el tramo final lo referido a los talleres sobre cultura que vengo realizando por el litoral noroeste en el marco del sistema de Circulación Cultural del MEC.

Se puede escuchar directamente aquí: 


O en el siguiente link: https://youtu.be/D7-J_-ZZ_kA

Y, como siempre, sus comentarios son bienvenidos en este espacio del blog.

6 comentarios:

jujocas dijo...


Cualquier consumo de drogas 'recreativas' es nocivo, proporciona paraisos artificiales que a la larga no satisfacen y requieren drogas mas fuertes y debe ser combatido y desalentado, salvo en casos de enfermedades terminales. Punto. Si el estado mismo con pretextos comienza a legalizarlo y hasta favorece y regula su venta, transmite un pesimo mensaje a la sociedad. Estamos en una realidad cada vez mas alienante del ser humano que no augura nada bueno para la humanidad.

Karl Gerhardt Hohenstauffen dijo...

La marihuana es lo que llamamos en inglés a stepping stone que en este caso (no es una traducción literal) se podría traducir como el primer paso hacia cosas peores. De la marihuana se pasa a otras cosas como el cannabis, la cocaína, el MDMA y con cada paso la salud mental y física se deteriora con creciente velocidad. Terminamos con muertos que caminan. Con el deterioro mental y físico surgen cosas de las que a veces más vale ni hablar. La pérdida de ingresos económicos, la pérdida de hábitos laborales y la necesidad de tener dinero para comprar drogas conduce a la criminalidad. Puede tratarse de robos o prostitución. Gran parte del problema de la prostitución está relacionado con el uso de drogas. Con el aumento de los problemas mentales y físicos, los servicios de salud que ya están bajo un estrés enorme no pueden lidiar con un número creciente de enfermedades directamente relacionadas con el uso de drogas. Los clientes tienden a pagar más por el coito sin uso de preservativos y este 'negocio' hace que están apareciendo casos de enfermedades sexuales que habían sido prácticamente erradicadas. En un país como el Reino Unido hay un número creciente de casos de syphilis y de tipos de gonorrea incurables. El índice de fertilidad cayó un 60% (capacidad de procrear).

Darío dijo...

Estimados, es hasta cierto punto compartible lo que dicen en cuanto a que la marihuana es nociva y quizás sea una puerta de entrada a otras drogas, y también comparto la premisa implícita de que tiene que haber políticas públicas dirigidas a reducir el consumo. Pero la cuestión que ninguno de los dos está explicando es POR QUË ENTIENDEN QUE LA PENALIZACIÓN ES LA MEJOR ESTRATEGIA PARA LOGRAR ESE OBJETIVO.
Me desmoraliza ver que este debate funciona como un diálogo de sordos. De un lado se dice "la droga debe estar prohibida porque es mala" y del otro se responde "de acuerdo con que es mala, pero hay alternativas mejores que la prohibición" -- y del otro lado la réplica es "...pero la droga es mala".

Pablo ParaAndroides dijo...

Penalización de la producción y tráfico = menor consumo ~ menor circulación drogas más duras ~ menor criminalidad (bandas).

Darío dijo...

No estoy de acuerdo en la última parte. Estás asumiendo que entre consumo de drogas y criminalidad hay una relación directa e independiente de toda otra variable. Yo creo que esa relación existe si las drogas son ilegales y caras. En un entorno de drogas legales el consumidor no necesariamente se desliza hacia una vida de criminalidad.

Eugenia Castillo dijo...

Marihuana y cannabis es lo mismo